Bibliografía

Jaim Etcheverry Guillermo:
"La tragedia educativa"
Ed. F. de C. Económica. BsAs.

Jara de Perazzo S.
"Historia de la educación
y política educacional
argentina"
Ed. Humanitas: Bs. Aires.

Luzuriaga Lorenzo
"Historia
de la educación pública"
Ed. Losada.

Luzuriaga Lorenzo
"La enseñanza primaria y secundaria comparada
con otros países"
Ed. Universidad de Tucuman.
Argentina

Manganiello E.
"Historia de la educación argentina"
Ed. El Colegio.Bs. Aires.

Mantovani Juan
"Épocas y hombres
de la educación argentina"
Ed. El Ateneo. Bs. As.

Montenegro Adelmo
"La educación argentina"
Ed. Eudeba

Salonia Francisco
"La educación hoy"
Ed. Docencia. Bs. Aires.

Solari Mnuel
"Historia de la educación argentina"
Ed. Paidós. Bs. Aires.

Tedesco M.
"Educación y sociedad
en la Argentina"
Ed. CEAL

Congresos Pedagógicos:
1985
:"Evaluación y perspectivas"
1987:"Educación pública"
1989:"Desafíos del Congreso Pedagógico Nacional"

Ley de Educación
Nacional Argentina
No. 26.206

HISTORIA
DE LA EDUCACIÓN ARGENTINA


   Veremos los siguientes períodos:

1) Época colonial.
2) Periodo revolucionario.
3) Época de Rivadavia.
4) Anarquía.
5) Reorganización nacional.
6) Período positivista
7) Época antipositivista
8) Educación contemporánea.


   España dio a sus colonias todo lo que poseía: su lengua, su religión, sus costumbres, sus leyes, sus formas de pensamiento y la organización de sus estudios.
    El Nuevo Mundo planteó una serie de problemas, entre ellos, el de determinar si los aborígenes debían o no ser considerados como seres racionales, como personas, y como tales, con posibilidad de ser educados.
   El Congreso de Valladolid, en 1550, los consideró como tales en sus Leyes de Indias, pero al mismo tiempo equiparados a menores, por la gran diferencia cultural. Ello suponía colocarlos bajo una tutela o protección. Surgen así las “encomiendas” y las “reducciones”.
   Encomiendas: Las formaban un grupo de familias de indios, sometidos a la autoridad de un español, que se obligaba a protegerlos y educarlos.
  
Reducciones: Se destacaron las misiones jesuíticas, en el norte, cuyo gobierno estaba en manos de los mismos nativos, pero la organización social, la enseñanza del trabajo, y la educación en general, eran ejercidas por religiosos jesuitas. Estos aprendieron el idioma de los aborígenes, y les enseñaron oficios simples como trabajos de huerta, construcción de chozas, trabajos en madera, cuero, piedra, y confección de vestimenta. También los adoctrinaron en la fe y la moral cristiana.

 
       1) ÉPOCA COLONIAL hasta 1810:
 

  No había demasiada preocupación por la enseñanza, ya que los habitantes de la Provincias Unidas del Río de la plata vivían en continuo sobresalto por la constante amenaza de posibles sublevaciones indígenas.
   Pero, después de consolidadas las fundaciones de incipientes pueblos protegidos por fuerzas militares, comenzó a desarrollarse una enseñanza elemental, promovida por la Iglesia y la Corona. Ya en 1552, la Iglesia recomendaba a los sacerdotes que, además de si misión evangelizadora, enseñaran a los alumnos, niños o adultos, europeos o indios, a leer, escribir y contar.
   Veinte años más tarde Felipe II dispuso que los virreyes y gobernadores nombraran maestros en todos los pueblos de su jurisdicción. Las primeras escuelas funcionaron en los conventos, comenzaron los franciscanos, y le siguieron los dominicos, mercedarios y jesuitas. La enseñanza era totalmente gratuita. Luego se abrieron algunas escuelas parroquiales, pero no prosperaron como las primeras.
   A principios del s. XVII surgieron las escuelas particulares. A solicitud de un interesado el Cabildo lo nombraba “maestro”. A veces le concedía un local donde funcionaría la escuela, a veces no. Los alumnos costeaban su propia educación.
  Luego comenzaron a funcionar escuelas dependientes de los cabildos. En ellas los gastos eran pagados en parte por los alumnos, y en parte por el cabildo. En la segunda mitad del siglo XVIII se abrieron las escuelas municipales, que eran subvencionadas por los ayuntamientos.
 
Las escuelas religiosas eran las preferidas por la población culta, ya que tenían varios niveles de enseñanza: elemental, medio y superior. En Córdoba los jesuitas comenzaron a dar títulos de Bachiller, Maestro, Licenciado, y Doctor. De esos estudios surgió la Universidad de Córdoba, que desde 1634 tuvo la facultad de conceder grados académicos a perpetuidad.

Ideas pedagógicas de esos años:
• Liberalismo francés, con el auge de las ciencias, el anhelo de libertad, y el escepticismo religioso.
• Educación accesible a todos, hombres y mujeres, nativos y europeos, como medio de lograr el mejoramiento socio-cultural..
• Enseñanza elemental utiltaria, direccionada a las tareas agropecuarias y hogareñas, como medio de alejar a los niños y jóvenes de la ociosidad, e inculcarles hábitos de trabajo y honestidad.
• Enseñanza superior o universitaria centrada en las carreras clásicas: medicina, en la Academia de Medicina; leyes, en la Academia de Jurisprudencia; arquitectura, y náutica y matemática en la Escuela de Náutica.

 
       2) PERÍODO REVOLUCIONARIO: 1810 - 1820
 

   Los sucesivos gobiernos revolucionarios mostraron propósitos renovadores respecto de la educación. Pero no se pusieron en práctica debido a situación socio-política del país.
  
El Cabildo designó a dos inspectores para visitar las cuatro escuelas que había en Buenos Aires. Luego redactó un informe en el que se veía la conveniencia de “uniformar la educación y organizar un método sistemático...”  Además, en vista de que los maestros apenas sabían leer y escribir, propuso que los docentes fueran religiosos, frailes o sacerdotes. En 1812 surgen tres escuelas más.
  
En cuanto a las medidas disciplinarias, en 1813 se abolieron los castigos corporales, por considerarlos “indignos … para niños que se educaban para ser ciudadanos libres”.
  
En 1816 se redactó un Reglamento para las escuelas de campaña, en las que se sugería la obligatoriedad de la asistencia escolar, y se hacían coincidir las vacaciones con los períodos de mayor trabajo agrícola. Las primeras escuelas de campaña fueron las de Luján, Morón, Ensenada y Chascomús.
  
Por esa época se crearon, en Córdoba, el Colegio de Monserrat, y en Mendoza el Colegio de la Santísima Trinidad, ambos exponentes de una muy buena calidad educativa.

Ideas pedagógica de algunos próceres de mayo: Belgrano y Moreno.
Manuel Belgrano: En el reglamento de las escuelas que fundó en el norte, expresa que el maestro debe inspirar en sus alumnos “... amor a la virtud y a las ciencias, horror al vicio, inclinación al trabajo,. … y un espíritu nacional que haga preferir el bien público al privado …”. Para ello, quería extender los beneficios de la educación a las mujeres, porque pensaba que una madre, si carecía de instrucción, no podía cultivar virtudes morales y sociales en sus hijos, ni las buenas costumbres en general. También veía necesaria la educación a los campesinos, “para echar los fundamentos de su prosperidad perpetua”.
Mariano Moreno: Reconoció que el nuevo orden político tenía necesidad de la educación. “Si los pueblos no se ilustran … será nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tiranía”. Para él, la acción educativa no era solo obra de la escuela, también de los libros y de los medios de comunicación. Por eso fundó la Biblioteca Pública, y creó el diario “La Gaceta de Buenos Aires”, para “formar e informar al pueblo”.

 
       3) ÉPOCA DE RIVADAVIA: 1820 - 1827
 

   Rivadavia trató de crear un nuevo clima cultural con las ideas y las orientaciones europeas. De este modo, impulsó los estudios jurídicos, sociales, históricos y científicos. Trajo maestros extranjeros, y compró instrumental para la investigación y la enseñanza. Son sus palabras: “La instrucción pública es la base de todo sistema social … y cuando la ignorancia cubre a los habitantes de un país, ni las autoridades pueden … promover su prosperidad … “ “Nuestros hijos no son instruídos, o son mal instruídos en leer, escribir y contar. En el pueblo no está generalizada esta enseñanza … La campaña carece de ella … Hombres honrados y de fortuna … no saben leer un papel público“   “ … la muchedumbre, o es abandonada al ocio, o … (trabaja en) ocupaciones extrañas a su edad, y de todos modos (está) condenada a la ignorancia.”
  
Para solucionar estos problemas, Rivadavia implantó el Sistema Lancasteriano, o Sistema de Enseñanza Mutua en las escuelas, compuesto de “maestros ayudantes” o “monitores”; ellos eran generalmente alumnos aventajados que ayudaban a los que recién empezaban y multiplicaban la acción del maestro.
  
Durante su mandato se organizó la Universidad de Buenos Aires, y toda la educación se concentró en ella para su control. Así, había:
          • Departamento de Primeras Letras, (para controlar el nivel primario)
          • Departamento de Estudios Preparatorios, (nivel secundario).
          • Departamento de Ciencias Exactas,
          • Departamento de Jurisprudencia,
          • Departamento de Medicina,
          • Departamento de Ciencias Sagradas.
  Los cuatro últimos
se convirtieron en Facultades, algún tiempo después de la inauguración solemne de la Universidad, el 12 de agosto de 1821, y posteriormente a su período presidencial.
 
En ese entonces, cada profesor debía editar y publicar sus cursos. Por eso han llegado hasta nosotros innumerables clases dictadas por importantes profesores del momento.
  
Paralelamente comenzó a difundirse la enseñanza privada, con profesores ingleses y franceses, que se ocupaban sobre todo del nivel secundario.
  
Rivadavia creó también la Sociedad de Beneficencia, dirigida por mujeres, para atender las necesidades y la educación de las niñas pobres o huérfanas. Esto dio a la mujer un papel más protagónico, y amplió su quehacer, desde la vida familiar, hasta el nivel socio-estatal.
  
Se fundaron varias escuelas elementales en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Córdoba, Mendoza, Santa Fé, San Juan, Tucumán y Salta. En general, funcionaban en habitaciones cedidas por los conventos. En Entre Ríos, el franciscano P. Castañeda añadíó a las escuela de las primeras letras, la enseñanza de oficios tales como carpintería, herrería, relojería y pintura. No se consideraba “privada” la enseñanza brindada por órdenes religiosas, dado que compartían lugares y profesores en todas las escuelas públicas.

 
      4) PERÍODO DE LA ANARQUÍA: 1827 - 1852
 

   A partir de 1831 Rosas inició su política de “uniformar” la sociedad, y también la educación:
• Separó de la Universidad el Departamento de Primeras Letras, y lo puso bajo el control directo del gobierno, a través de un Inspector General de Escuelas.
• Condicionó el nombramiento de docentes, de cualquier nivel, según la adhesión que presentaban a su régimen político.
• Estableció que los empleados públicos, entre ellos los docentes, y todos los alumnos, llevaran el color de su partido ideológico, la “divisa punzó”, una cinta roja en la solapa, en la manga, o en el cabello las mujeres.
• Cesanteó a numerosos profesores universitarios, sumamente valiosos, y nombró a otros cuyo único mérito era el ser fieles a su régimen.
• Solo se otorgaba el título de abogado a los graduados que acreditaran estar en consonancia con las “ideas de la federación”.
• Clausuró varias escuelas privadas.
• Cerró escuelas elementales públicas, al no destinar los fondos necesarios para su funcionamiento.
• Suprimió del presupuesto oficial el sueldo de todos los docentes, y estableció que los educadores debían “exigir a los padres o deudos de cada uno de sus alumnos, la cuota que correspondía para subvenir el pago de la casa, maestros, monitores, y útiles de cada escuela”. Y el alumno que no entregase “la suma que le sea asignada, sea despedido”. Y si el dinero abonado no alcanzaba para que la institución siguiera funcionando, se clausuraba.
• En 1842 expulsó a los jesuitas, y su colegio pasó a llamarse Colegio Republicano Federal, atendido por simpatizantes de su régimen.
• Escritores, poetas, educadores, artistas, profesionales, no seguidores de la causa federal, abandonaron el país, y se refugiaron en naciones vecinas. Desde allí, por medio de la prensa, seguían exponiendo sus ideas sociales y políticas, y por supuesto, educacionales.

  En cuanto al interior, no hubo diferencia fundamental en la educación, antes y después de 1852. Algunos caudillos se interesaron por su adelanto, como Urquiza, otros no tanto, como Peñaloza y Saa.
 
Se crearon nuevas escuelas, de diferentes niveles, en Salta, Córdoba, Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos. En algunas se autorizó el ingreso de los “pardos”.
 
En 1836 se autorizó a los jesuitas a reabrir sus colegios.

 
      5) REORGANIZACIÓN NACIONAL: 1852 - 1885
 

  Al principio de esta época los progresos educativos fueron pocos. Solo deseaban retrotraer las cosas a la situación en que se hallaban antes de iniciarse la tiranía. Se notaba mucha desorientación, que solo fue superada con la actuación de Sarmiento, unos años más adelante.
 
Se trató de reorganizar la Universidad y el Departamento de Primeras Letras. También se restableció el Colegio de Ciencias Morales, no obstante la falta de docentes y de presupuesto. Éste sirvió luego de base para la fundación del Colegio Nacional de Bs. Aires.

Ideas y acciones de algunos protagonistas importantes:

J. B. Alberdi, autor de las “Bases y puntos de partida para la Organización Política de la República Argentina”, pensaba que teníamos que abrirnos a la acción civilizadora de Europa. “¿Queremos plantar y aclimatar en América la libertad inglesa, la cultura francesa, la laboriosidad del hombre de Europa …? ¿Queremos que los hábitos de orden, de disciplina y de industria prevalezcan en nuestra América?  Llenémosla de gente que posea hondamente esos hábitos.”

Bartolomé Mitre: pensaba que la educación es un servicio que la sociedad le debe a los miembros que la componen, a fin de asegurar se existencia y su progreso. Debe mejorar al hombre física y moralmente, y hacerlo así más apto para la vida social.
Aün con recursos escasos, fomentó la educación primaria, para “vencer a la ignorancia”. Y creó también escuelas secundarias, para formar una minoría ilustrada, apta para profundizar estudios científicos y profesionales, y que pueda elevar al pueblo sobre la ignorancia y la decadencia. La inauguración del Colegio Nacional de Bs. Aires fue el punto de partida de la organización de la enseñanza secundaria en todo el país
 
Para acotar responsabilidades, puso a las escuelas primarias bajo las jurisdicciones provinciales, y las secundarias, superiores y universitarias, en el ámbito nacional. Tanto la nación como las provincias, debían redactar los planes de estudio de los establecimientos a su cargo, y los contenidos de cada asignatura.
 
En los informes presentados en 1866 por el Ministro Costa, solo un 12% de los niños concurría a las escuelas. Por eso Mitre decidió aumentar el presupuesto dedicado a la educación, para dotarla de edificios propios, nombrar más profesores, y comprar textos.
 
Al terminar su mandato, Mitre dejó cinco colegios secundarios funcionando en el país. Y para unificar su funcionamiento, organizó la Inspección de Colegios Nacionales.

Domingo Faustino Sarmiento: en 1856 fue nombrado Jefe del Departamento de Escuelas, y su primera preocupación fue dotarlas de rentas propias para su desenvolvimiento. Lo obtuvo en 1857. Al año siguiente construyó varios edificios para escuelas, dos en la capital, y más de quince en la provincia de Bs. Aires.
  Amaba su título de “maestro de escuela”, y decía que aún como Presidente, solo era eso, un maestro. Se había iniciado en esa tarea desde los quince años, enseñando las primeras letras a niños y adultos, en las provincias de San Juan y San Luís. En Chile, exiliado, prosiguió su labor educadora.
  Luego, en Norteamérica estudió en detalle el sistema educacional de ese país. A su regreso impulso en forma extraordinaria la educación primaria, fundó nuevos colegios secundarios en las provincias, creó el Colegio Militar, la Escuela Naval, la de Minería, y la Academia de Ciencias. Además de los cursos diurnos, introdujo la modalidad de los nocturnos, para los alumnos que trabajaban.
  Dotó a los establecimientos de material didáctico, gabinetes de física, laboratorios, y colecciones de historia natural. Realizó el primer censo escolar de la República. Fundó bibliotecas populares y subvencionó la publicación de todo libro útil. Contrató maestros norteamericanos y especialistas extranjeros. Fue su constante preocupación adaptar las mejores soluciones de la pedagogía extranjera a las necesidades culturales del país.
  Con gran optimismo Sarmiento creía que la educación podía sacar al país de la barbarie y civilizarlo, constituir una nación de hombres libres con conciencia de sus derechos, y mejorar las costumbres del pueblo.
Para él, el maestro era un agente civilizador, y la escuela una organización para elevar las costumbres morales, enseñar a producir riquezas, y ordenar la política hacia la paz.
 
Con la ley 1420, sancionada unos años después, definió las características de la educación: obligatoria, gratuita, graduada, y con autonomía escolar.
 
En 1870 fundó la Escuela Normal de Paraná, la primera de formación docente en Sudamérica. Fue organizada en dos cursos: uno teórico, para dar conocimientos esenciales de ciencias, y la forma de enseñarlas, y otro práctico, en el cual los alumno-maestros se ejercitaban en su futura labor.
 
En 1882, después de su período presidencial, convocó el Primer Congreso Pedagógico “ … con profesores y personas competentes para tratar … cuestiones relativas a la enseñanza y a la educación popular, con el objeto de impulsarla y mejorarla”. Las deliberaciones se prolongaron durante un mes, y se trataron temas pedagógicos, técnicos, económicos, administrativos y políticos. Sus conclusiones versaron sobre:
                            - Gratuidad en la enseñanza,
                            - Obligatoriedad,
                            - Gradualidad,
                            - Rentas escolares,
                            - Formación del magisterio,
                            - Gobierno de las escuelas,
                            - Higiene infantil,
                            - Atención de deficientes,
                            - Construcción de locales escolares,
                            - Eliminación de castigos corporales,
                            - Planes de estudio, programas, contenidos, y métodos didácticos,
                            - Neutralidad religiosa.
  
En 1884 se sancionó la Ley 1420, fruto de la prolongada acción de Sarmiento, y que recogió esas conclusiones. Se buscó la mejor estructura de esa época, inspirada en la educación francesa y norteamericana.
  En 1856 Sarmiento proyectó la creación de dos Escuelas Normales, para solucionar los problemas de falta de catedráticos. Fue su lema: “Haya escuelas, que el maestro existe”. También impulsó la edición de nuevos libros escolares, para le enseñanza de las ciencias, y la moral.
   Para los docentes creó la revista “Anales de la Educación Común”, primera publicación pedagógica con informes, memorias, y todo lo relativo a la enseñanza.

• Juana Manso
, eficaz colaboradora de Sarmiento, renovó la educación elemental, ensayó nuevos métodos, e incorporó la enseñanza de idiomas extranjeros.

Nicolás Avellaneda: multiplicó las escuelas primarias en las provincias, y fundó bibliotecas, para acercar la educación aún a los que no asistían a los establecimientos educativos.
 
En 1885 sancionó la Ley Universitaria, para organizar y uniformar las Universidades de Bs. Aires y Córdoba.
 
Reconoció a los particulares la facultad de organizar escuelas privadas. Fue un comienzo de reglamentación de la libertad constitucional sobre “enseñar y aprender”.

José Manuel Estrada: filósofo y educador José Manuel Estrada, que dejó su influencia positiva en la educación argentina.

 
      6) ÉPOCA POSITIVISTA: 1885 - 1940
 

   Llamada así por la valoración de las ciencias, y el intento de enseñarlas con el máximo de profundidad y excelencia.
   En 1873 finalizó la reorganización de la Universidad de Buenos Aires, amplada con nuevas facultades y carreras.
   En el interior se fundaron varias escuelas de nivel secundario y superior, además de las elementales. Mejoró la situación de los docentes, en cuanto a número, formación, y sueldo. Se dio nuevo impulso a la Universidad de Córdoba.
  En esta época la influencia científica de Comte y Darwin se manifestaron en nuestro país en los planes de estudio y en los contenidos de las asignaturas, a través de Pedro Scalabrini, profesor de la Escuela Normal de Paraná. Opinaba que, dado que la educación debe tener un carácter nacional, era un error estudiar con láminas y herbarios traídos de Francia y Alemania, de modo que propulsó la investigación de nuestra flora y fauna autóctonas. También propició la enseñanza de todas las ciencias, en el más alto nivel. Las ideas positivistas valoraron mucho todos los avances científicos.
  En la enseñanza secundaria, dicho positivismo se manifestó en la enseñanza de materias científicas, técnicas y económicas, descuidándose el aprendizaje de las asignaturas humanísticas y artísticas.
  En 1890 el presidente Carlos Pellegrini fundó la primera Escuela de Comercio en la Capital Federal.
  Francisco Berra, en la misma fecha y años siguientes, sistematizó la “didascología” o ciencia de la enseñanza, estudiando y experimentando con nuevos métodos para conseguir un mejor aprovechamiento de parte de los alumnos.
  En 1898 surgió la primera Escuela Industrial de la Nación, dirigida por el ingeniero Otto Krause, de reconocida excelencia por la calidad de sus estudios.
  La máxima creación del positivismo en la enseñanza superior fue la creación de la Universidad de La Plata, en 1905, y tuvo como base la investigación científica y los métodos experimentales. En 1914 se comenzó a organizar la Facultad de Ciencias de la Educación, dependiendo de esa misma Universidad.
  En 1905 se sancionó la Ley Lainez, que propiciaba la creación de escuelas nacionales secundarias rurales, y reafirmaba los principios de la ley 1420.
 
Durante la presidencia de Julio A. Roca (1880 – 1920) se reunió el Congreso Pedagógico Sudamericano, se creó el Consejo Federal de Educación, se establecieron nuevos planes de estudio para el bachillerato y las escuelas normales, se realizó un censo educativo, se dictaron nuevos reglamentos escolares, y se aprobó la Ley Universitaria que les reconocía a todas, autonomía académica y autarquía económica.
  En 1916 y años siguientes, bajo la presidencia de Hipólito Irigoyen, se crearon diez colegios nacionales, catorce escuelas normales, y catorce industriales.
 
Educadores relevantes de esa época, fueron, entre otros, Bunge, Mercante, Senet, Vergara, Gonzalez, casi todos con orientación psicológica, que destacaban la importancia del estudio del niño como paso previo a su educación.

 
      7) ÉPOCA ANTIPOSITIVISTA: 1945 - 1970
 

  El interés se centró, no en la excelencia educativa, sino en brindar educación al máximo de alumnos, especialmente a los más carenciados. 
Durante la presidencia del Gral Juan D. Perón:
  Se crearon en el país 298 escuelas-fábricas que intensificaron la enseñanza de oficios, y los alumnos realizaban pasantías en industrias y fábricas, percibiendo un sueldo.
  Se crearon misiones mono-técnicas, para que los alumnos de zonas rurales aprendan artes y oficios como zapatería, carpintería , albañilería, herrería y mecánica.
  Se implementó la enseñanza nocturna para completar la primaria y la secundaria en adultos.
  Se dió en general gran importancia a las escuelas técnicas.
  Se establecló la Universidad Obrera Nacional, para los trabajadores que no habían cumplimentado su secundario, pero que podían acreditar conocimientos de algún oficio
  Se construyeron ciudades universitarias en Tucumán, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires, para dar mayores oportunidades a los estudiantes de bajos recursos.
  Se suprimieron los aranceles universitarios y se implementó un plan de becas para estudiantes, no solo para argentinos sino también extranjeros. Se instalan comedores escolares gratuitos en los centros educativos.
  Se reglamentaronn las Olimpíadas Universitarias.
  Se crearon las escuelas hospitalarias y domiciliarias para niños y adultos con problemas de discapacidad.
  Se organizaron colonias de vacaciones para niños y jóvenes, en los centros turísticos de Chapadmalal (Bs. Aires) y Río Tercero (Córdoba)
  Se duplicó el sueldo de los maestros y se estableció una bonificación para aquellos que enseñaban en lugares alejados e inhóspitos.
  Se construyeron 8000 escuelas en el período 1946/1955.

  A partir de los comienzos de los años 60 empezó a fortalecerse la opción de la educación problematizadora al influjo de Paulo Freire y las nuevas corrientes pedagógico-políticas.
  Las interrupciones democráticas (1966–1973 y 1976–1983) asestaron duros golpes a la educación argentina, cercenando la libertad de cátedra y postulando la selección de contenidos.

 
      8) EDUCACIÓN CONTEMPORÁNEA ARGENTINA: 1970 - 2012
 

  Entre 1966 y 1973 decayó el nivel universitario.
  1970-1976: Comenzó de la guerrilla en Argentina, agudizada desde 1973. Se produjo una explosión matricular en las universidades que recargaron su capacidad. Los grupos guerrilleros actuaban sobre todo en esos establecimientos educativos, realizando asambleas y debates, e impidiendo el normal desenvolvimiento académico. La universidad entró en una crisis crónica con tendencia hacia la mediocridad en la enseñanza
.
  1976: Golpe militar. Se “renovó” el personal docente universitario. Se cerraron algunas carreras humanísticas, sobre todo aquellas en las que operaban los guerrilleros y otros grupos políticos de izquierda. Solo siguieron funcionando las Facultades no politizadas.
 
1983: Asumió Raúl Ricardo Alfonsín como Presidente, y retornó la democracia..
  La escuela primaria, comenzó a asumir roles que anteriormente le correspondían a la familia: alimentación de los niños, higiene, vestimenta, medicaiones, etc. Pasó a ser institución asistencial, más que de enseñanza.
  Por otra parte, el auge de los estudios psicopedagógicos de los últimos psicólogos, biólogos, y pedagogos, europeos y norteamericanos, y las nuevas tendencias educacionales, centraron la atención en el educando y los procesos de enseñanza-aprendizaje, más que en los contenidos de la enseñanza.
  
   Surgieron corrientes como:
            • Pedagogía Individual y naturalista: tiende al desarrollo natural del niño.
 
            • Psicológica y experimental: trata de estudiar al educando y sus procesos cognitivos. A veces el grupo de aprendizaje se convertía en un grupo psicológico, donde importaba más observar al alumno desde el punto de vista psicológico, que el hecho de aprender del mismo.
             Contructivismo, continuador de algunos postulados de la Escuela Activa de principios del siglo XX, que se implantó en forma experimental en Argentina, Chile, Bolivia y Paraguay. El aprendizaje sería organizado e incorporado libremente por el alumno, de acuerdo a sus capacidades. El docente solo tendría el rol de observador. Se aplicó solo a nivel primario, y se está considerando su efectividad.
            • Conductismo, extiende los principios y mediciones del aprendizaje animal al aprendizaje humano, para criticarlo, ignorando tal vez que Watson fue el primer psicólogo que ganó el premio Nobel, por esas mismas investigaciones.

           • Activa y práctica: procura dar al alumno el máximo de experiencias concretas para lograr el aprendizaje.

   
   El sistema educativo comprendía:
           • Nivel Inicial, o Jardín de Infantes,

           • Escuela primaria obligatoria, de siete años,
           •
Escuela secundaria, de cinco años,
           •
Educación terciaria y universitaria, de cuatro a seis años.

  1993. Bajo la presidencia de Menem, se dicta le Ley Federal de Educación 24.195. Se estrucruró así:
          • Educación inicial: Jardín de Infantes (3 a 5 años de edad), siendo obligatorio el último año. Incluye el Jardín Maternal (menores de 3 años).
          • Educación General Básica (E.G.B.): Unidad pedagógica integral, organizada en tres ciclos, obligatoria, con una duración de 9 años a partir de los 6 años de edad.
          • Educación Polimodal: Posterior al cumplimiento de la EGB, con una duración de 3 años como mínimo.
          • Educación Superior: Profesional y Universitaria, cuya duración será determinada por las diversas instituciones.
          • Educación Cuaternaria, para maestrías y doctorados
  El Sistema Educativo también comprende otros regímenes especiales que no pudieran ser satisfechos por la estructura básica, tales como Educación Especial, Educación de Adultos y Educación Artística.
  Se minimizaron los contenidos educativos. Los alumnos tenían problemas en el ingreso a Facultades, por falta de conocimientos. En 1998, en las Universidades de La Plata y Rosario, solo aprobaron el ingreso entre un 5% y un 10% de los que se presentaron.
(Guillermo Jaim Etcheverry; "La tragedia educativa").
  Por esa razón surgieron los cursos de preparación y nivelación, postsecundarios, para acceder al nivel universitario. Más adelante se implementaron los "tutores", para orientar a los alumnos que no poseían técnicas de estudio.
  En la Universidad de Mar del Plata, solo se reciben entre un 10% y un 11% de los que ingresan. Y empleando más de seis años en el estudio total.

   2007: Durante la presidencia del Dr. Néstor Kirtchner se promulga le Ley de Educación Nacional. Se estructuró de la siguiente manera:
          • Educación inicial: Jardín de Infantes (3 a 5 años de edad), siendo obligatorio el último año. Incluye el Jardín Maternal (menores de 3 años).
          • Educación Primaria, obligatoria, de seis años de duración
          • Educación Secundaria, obligatoria, de seis años divididos en dos ciclos, uno general, y otro especializado.
          • Educación Superior: Profesional y Universitaria, cuya duración será determinada por las diversas instituciones.
          • Educación Cuaternaria, para maestrías y doctorados.
  Se comenzaron a utilizar las nuevas tecnologías para la educación, se implementó el uso de las computadoras en las escuelas, aumentaron los cursos y capacitaciones on-line para docentes, y se brinda ayuda a los alumnos a través de Internet en varios portales educativos. También se digitalizaron libros de algunas asignaturas.
Se comenzó la enseñanza de inglés y computación desde la escuela primaria. No obstante, no se superó la minimización de los contenidos.

 

  Actualidad educativa
  Argentina se atrasa en el ranking educativo

Según un estudio publicado en el diario The Times de Londres. Noviembre 2009.

  El organismo evalúa las universidades sobre la base de investigación y producción académica, percepción de los empresarios sobre los graduados y otros indicadores.
  De tal manera, en el grupo de las primeras 100 figuran 13 instituciones de países que hace pocas décadas tenían un desarrollo semejante o menor que Argentina: 4 de Japón, 3 de China, 2 de Corea del Sur, 2 de Singapur y 2 de Hong Kong. De ellas, cuatro son universidades o institutos de ciencia y tecnología, usinas de profesionales indispensables para el crecimiento.
  En Argentina, por el contrario, la participación de las carreras de ciencia y técnica es muy reducida. Además, en el nivel secundario la performance local no es mejor en los exámenes de ciencias: más de la mitad de los alumnos se encuentra en las dos categorías más bajas, detrás de los brasileños y chilenos. Asimismo, en los exámenes de lectura, los argentinos tuvieron un fuerte retroceso en relación al resto entre 2000 y 2006.
  En Uruguay, el gobierno de Tabaré Vázquez lanzó el Plan Ceibal para dotar de una computadora portátil a los alumnos de los 2.360 colegios uruguayos en el lapso de 3 años. El objetivo está casi cumplido y en término. En 2005, el ministro de Educación Argentina, Daniel Filmus anunció la distribución de un millón de computadoras.
   Luego el programa se redujo a una cuarta parte del original, y cuatro años después se sigue discutiendo sobre el precio de las computadoras, el cual, por otra parte, ya se triplicó en relación al anunciado hace cuatro años.
                                                                                                                                            Fuente: Diario Clarín


   

 "Conectar Igualdad"
Programa educativo implementado desde 2010 hasta 2012

   El Programa "Conectar Igualdad" es una iniciativa que busca recuperar y valorizar la escuela pública con el fin de reducir las brechas digitales, educativas y sociales en toda la extensión de nuestro país.
  Se trata de una Política de Estado creada a partir del Decreto 459/10, e implementada en conjunto por Presidencia de la Nación, la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), el Ministerio de Educación de la Nación, la Jefatura de Gabinete de Ministros y el Ministerio de Planificación Federal de Inversión Pública y Servicios.
  
Conectar Igualdad, como una política de inclusión digital de alcance federal, recorrerá el país distribuyendo 3 millones de netbooks en el período 2010-2012, a cada alumno y docente de educación secundaria de escuela pública, educación especial y de institutos de formación docente. Paralelamente se desarrollarán contenidos digitales que se utilicen en propuestas didácticas y se trabajará en los procesos de formación docente para transformar paradigmas, modelos y procesos de aprendizaje y enseñanza.
  
El Programa contempla el uso de las netbooks tanto en el ámbito escolar como también en la casa, de modo tal que se logre un impacto en la vida diaria de todas las familias, y de todas las comunidades de la Argentina.

Fuente: www.conectarigualdad.gob.ar